El elemento clave de tu modelo de negocio

Como sabes, desarrollar un modelo de negocio requiere de varios pasos. Todos ellos importantes para saber en qué va a consistir nuestro proyecto, hacia donde estará enfocado y sobre todo, a quién va dirigido. 

Y es que todo modelo de negocio comienza con la identificación y el análisis del público objetivo y es justo en esta fase inicial donde se suele cometer el primer error.

Si te preguntan, ¿quién es tu público objetivo? y tu respuesta se limita al rango de edad, ubicación y nivel de estudios, estas cayendo en el clásico error, ya que conocer a tu público objetivo va mucho más allá de los datos sociodemográficos. 

Por supuesto, estos datos son también muy valiosos, pero este trabajo de análisis e identificación del target debemos enfocarlo en torno a 2 ejes:

El primero, por supuesto tiene que ver con estos datos sociodemográficos, ya que su análisis te permitirá segmentar al público en grupos  de características semejantes en torno a la edad, sexo, ubicación, nivel de formación, calidad de vida… y llevar a cabo diferentes estrategias enfocadas a cada uno.  

El segundo, consiste en meterse en la piel del cliente. Para ello, debes actuar como si tú fueras el cliente y analizarlo en base al producto o servicio que le quieres ofrecer. Debes preguntarte:

-¿Qué problema tiene tu cliente?

-¿Cómo lo resuelve tu producto o servicio?

-¿Cómo llega el cliente a esa necesidad?

-¿Cómo encuentra tu producto o servicio?

-¿Con qué obstáculos se puede encontrar a la hora de adquirir tu producto o servicio?

-¿Qué beneficios encuentra?

Profundizando en estos dos puntos conseguiremos conocer de primera mano a nuestro público objetivo y adaptar nuestro producto o servicio en base a sus necesidades. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Carrito de compra